Informe de actividades del IRD 2015

Enteramente digitalizado, el Informe de Actividades del IRD 2015 está disponible en francés, inglés y español en la siguiente dirección: http://rapport.ird.fr

Editorial: “Con el IRD, es distinto”

A lo largo de 2015, mi primer año a la cabeza del IRD, tuve el privilegio de comprobar no sólo la calidad del trabajo realizado en colaboración con nuestros socios científicos de países en vías de desarrollo (PVD), sino también la intensidad de las relaciones con nuestros socios institucionales: lo que a menudo se nos traslada en nuestros encuentros con los responsables políticos y de instituciones científicas y académicas con los que trabajamos, es que “la colaboración con el IRD es distinta”.

Durante este primer año, he tenido el placer de comprobar que el modelo que propone el IRD brinda una alternativa real: una de sus principales ventajas es su profundo conocimiento de los países en los que interviene, gracias a una sólida y constante presencia histórica sobre el terreno que se remonta a las actividades del antiguo Orstom. Así, somos capaces de relacionar las realidades con los retos locales y los grandes objetivos planteados por la agenda internacional del desarrollo, como ya demostramos en la COP 21, o en el marco de nuestra reacción coordinada con todos los agentes franceses de la investigación pública a crisis epidémicas como la del ébola o el zika.

Para reafirmar aún más esta posición, el IRD puso en marcha su “transformación” en 2015, siendo el objetivo de esta reorganización que cada uno encuentre su lugar y contribuya a la modernización del gobierno y la gestión de la institución, con una visión común: que el IRD se imponga como herramienta estratégica indiscutible en la política de investigación y ayuda al desarrollo de nuestro país y como vector esencial de la proyección hacia los países en vías de desarrollo del conjunto de la investigación francesa y francófona.

El año 2015 se caracterizó también por una reactivación de la dinámica científica en nuestro Instituto. No es que el IRD haya esperado al nuevo equipo directivo para aumentar su producción científica, en particular en publicaciones conjuntas con nuestros socios del Sur, así como la pertinencia de ésta de cara a los retos que plantea el desarrollo, en la medida en que sus temas de investigación se centran en la zona intertropical y mediterránea. Esta dinámica no es nueva. Pero sí creo que lo hemos reiniciado todo; es la capacidad del IRD de encarnar —a través de su modelo— un enfoque y un modo de hacer verdaderamente únicos en el ámbito de la investigación científica a escala mundial.

Es nuestra capacidad para trabajar en equipo, con nuestros socios franceses y los de los países en vías de desarrollo, especialmente en las fronteras de las distintas disciplinas y de las ciencias fundamentales y aplicadas, donde suelen surgir las nuevas ideas científicas, lo que hará del IRD un actor ineludible de una ciencia más comprometida que nunca con el desarrollo sostenible y humano.

Jean-Paul Moatti, presidente ejecutivo del IRD

Enlace permanente a este artículo: http://cebem.org/?p=1289