Día Internacional del Airea Limpio- 7 de Septiembre- #ElAireQueCompartimos

El “Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul” se celebra por tercer año en el 2022. Tomar conciencia sobre la calidad del aire que respiramos es imprescindible para mejorar nuestra calidad de vida.

En el año 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 7 de septiembre como el «Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul». El primer día internacional se celebró en el año 2020.

Esta designación surge por el creciente interés en todo el mundo y la comunidad internacional por el aire limpio, y para crear conciencia sobre la necesidad de hacer mayores esfuerzos para mejorar la calidad del aire, entre ellos reducir la contaminación atmosférica. De acuerdo con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, se reconoce que reducir la contaminación atmosférica es importante para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Organización de la Naciones Unidas, 2021).

Todas las personas respiramos el mismo aire y contamos con una sola atmósfera que nos protege y nos sustenta. La contaminación es un problema de escala internacional (Organización Panamericana de la Salud, 2021), que afecta nuestra salud directamente, y también a la fauna y la flora de nuestro planeta.

Imagen Pixabay

La consigna del 2022

El tema de 2022 para el Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul, fijado por Naciones Unidas es «El aire que compartimos», se centra en la naturaleza transfronteriza de la contaminación atmosférica y subraya la necesidad de asumir una responsabilidad y la toma de medidas colectivas. También pone de relieve la necesidad de una cooperación internacional y regional inmediata y estratégica para una aplicación más eficaz de las políticas y medidas de mitigación para hacer frente a la contaminación atmosférica.  #ElAireQueCompartimos

La problemática nos permite reconocer una doble vertiente de efectos:, así Naciones Unidas señala:

Los efectos en nuestra salud: las diminutas e invisibles partículas de contaminación penetran profundamente en nuestros pulmones, en el torrente sanguíneo y en el cuerpo. Estos contaminantes son responsables de aproximadamente un tercio de las muertes por accidente cerebrovascular, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer de pulmón, así como de una cuarta parte de las muertes por infarto. El ozono troposférico, producido por la interacción de distintos contaminantes con la luz solar, es también una causa de asma y enfermedades respiratorias crónicas.

Efectos sobre nuestro clima: Los contaminantes del clima de corta vida se encuentran entre los contaminantes más relacionados con los efectos sobre la salud y el calentamiento global a corto plazo. Pueden persistir en la atmósfera durante unos días o hasta varios decenios, por lo que reducirlos puede tener beneficios casi inmediatos para la salud y el clima. (Naciones Unidas, en línea)

Los invitamos a visitar pagina oficial de la campaña: https://www.cleanairblueskies.org/es

*Texto elaborado por Esfany Sanchez Choque y Lorena G. Coria para el Proyecto Observatorio Ambiental del CEBEM REDESMA.

Enlace permanente a este artículo: https://cebem.org/?p=11468