El Plan Volver Una experiencia de desarrollo local para las comunidades rurales en la Provincia de Buenos Aires, Argentina

DOCUMENTO PRESENTADO PARA: “CONCURSO RIDELC”
PREPARADA POR:
Pablo Oscar Rodríguez Masena
Buenos Aires – Argentina

Desde el año 2003 el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires diseñó y ejecutó el “Programa de Fortalecimiento Socioproductivo para comunidades rurales: el Plan Volver”, que estuvo bajo mi dirección desde diciembre de 2003 hasta enero de 2006.

El Plan Volver, luego de una serie de transformaciones que modificaron su diseño, era un plan integral de intervención pública territorial que generó y apoyó financiera y técnicamente propuestas de desarrollo local surgidas de la participación de las propias comunidades, siempre que éstas se enmarcaran en la visión estratégica de la gestión local y fuera consensuada con todos los actores locales. De esa manera se intentaba frenar la tendencia al despoblamiento de esas comunidades rurales y propiciaba su desarrollo, no sólo económico sino humano integral.

A través del Plan Volver se financió un gran proyecto de desarrollo por localidad. Este estaba compuesto por múltiples iniciativas de distintas características:

  • Productivas: con inserción posible en el mercado interno y externo y/o de subsistencia, que recuperaran saberes locales, agregaran valor a la experiencia acumulada, mejoraran la capacidad productiva instalada y/o creando redes de distribución y comercialización.
  • Socio-comunitarias: mejorando la infraestructura social básica, las condiciones de habitabilidad y la calidad de vida en los pueblos.
  • De apoyo a la organización socio-comunitaria y al asociativismo.
  • Culturales, de resignificación y realce de valores, identidades e historia local.

El financiamiento provenía de los fondos propios del Ministerio de Desarrollo Humano (MDH) y se lo efectivizaba mediante un subsidio al municipio solicitante que entregaban los insumos, herramientas y equipamiento solicitado en cada iniciativa o el dinero en efectivo a los ejecutantes.

Si bien era un subsidio, se impulsó que la gente que recibía el dinero lo devolviera (no necesariamente en dinero) a un Fondo Rotatorio de Apoyo al Desarrollo Local que se constituía en la localidad y que se administraba de manera conjunta entre el municipio y la comunidad a partir de la conformación de una Unidad de Gestión Local.

Enlace permanente a este artículo: http://cebem.org/?p=334